MINUTO
EMPRESARIAL

18

oct

Urge una misión y visión

Por: Lcda. Marilú Otero Vicepresidenta Ejecutiva - APPR

Antenoche en el más reciente debate, se escuchó a uno de los candidatos preguntarle a otros dos cuál era el desarrollo económico bajo las fórmulas de status que proponían. Mejor no pudo dar en el clavo, pero debió haber estado dirigida a todos los candidatos. Nos urge saber de todos estos líderes cuál va a ser el modelo económico de Puerto Rico bajo cualquier estatus político y jurídico. Más aún, Puerto Rico necesita una misión y una visión. Esto es algo que todo empresario conoce o debería conocer, pues es la guía para manejar la empresa.

La misión va a definir nuestro trabajo o actividad y lo que somos. Por eso, para determinar nuestra misión necesitamos contestarnos varias preguntas, entre ellas: ¿a qué nos dedicamos? ¿cuál es nuestro negocio? ¿cuál es nuestra ventaja competitiva? ¿cuál es nuestro ámbito geográfico? ¿cuál es nuestra razón de ser?
Por otro lado, la visión define hacía dónde vamos y cómo lo vamos a conseguir. Las metas debe ser realistas y alcanzables. Así que, como País nos debemos preguntar y contestar, ¿qué queremos lograr? ¿para quién lo haremos? ¿dónde queremos estar en el futuro? ¿debemos ampliar o cambiar nuestra zona de ejecución?

Una vez definida la misión y visión de Puerto Rico se debe comunicar y darse a conocer a todos los servidores y funcionarios públicos y, por supuesto, a todos y cada uno de los ciudadanos. Todos tenemos que desayunar, almorzar y cenar esa misión y visión. Con ellas, podemos establecer un plan estratégico que incluya el modelo de desarrollo económico y un modelo social. Es tiempo de definirlas. Por no haber tenido una misión y visión por tanto tiempo, es que Puerto Rico está donde está.

NOTA: Esta y las demás columnas de esta sección fueron publicadas primero en Minuto Empresarial de la sección de negocios de El Nuevo Día todos los lunes.

Otros minutos empresariales