MINUTO
EMPRESARIAL

24

ago

Los retos del empresario

La matricula de la APPR, aunque diversa, se compone de muchos empresarios nativos pequeños o medianos que, en un periodo de riesgos y contracciones económicas y sociales, están intentando crecer y desarrollarse en un ambiente retante. Muchos de estos negocios enfrentan grandes desafíos para lograr éxito. Ejemplos como los altos costos de energía, transportación, importación de materia prima, ambiente complejo de permisología y reglamentación, entre otros, son riesgos que vive el empresario al momento de emprender un negocio en Puerto Rico.

Uno de los componentes principales para estos pequeños y medianos negocios, es lograr atraer y retener recursos humanos comprometidos con esta fase de desarrollo inicial.

Aquellos que han empezado un negocio desde cero saben que estos empleados tienen que ser flexibles y dispuestos a dar la milla extra por el bien del negocio y del éxito colectivo. No solo se trabajan largas horas cuando el negocio está en su fase de “start-up” o desarrollo inicial, sino que también hay que tener la disposición a ponerse múltiples sombreros en cualquier momento.

Entendemos que en las próximas semanas se estarán discutiendo posibles cambios a algunas de nuestras leyes laborales. Exhortamos a que no se pierda de perspectiva la importancia de crear un ambiente flexible particularmente para negocios pequeños y medianos.

NOTA: Esta y las demás columnas de esta sección fueron publicadas primero en Minuto Empresarial de la sección de negocios de El Nuevo Día todos los lunes.

Otros minutos empresariales