MINUTO
EMPRESARIAL

27

feb

¿Hecho en PR = Made in US?

Por: Ramón Pérez Blanco APPR

El año pasado pudimos demostrar con data numérica que invertir en productos y servicios hechos en Puerto Rico y sustituir importaciones tiene un impacto macroeconómico sumamente positivo.

En los próximos meses, Estados Unidos contará con un nuevo paradigma contributivo. Se discute un Impuesto de Ajuste Fronterizo, que sería establecer un impuesto y se ha hablado de un 20%, a los bienes importados a EU.

Hemos planteado anteriormente que el tratamiento que se le dé a Puerto Rico ante ese nuevo ordenamiento jurídico sería determinante en el desarrollo económico de la Isla.

Si el tratamiento es como una jurisdicción foránea, sujetando nuestras exportaciones a Estados Unidos con un impuesto de 20%, perderíamos todo tipo de competitividad para retener y atraer manufactura, tanto de inversión local como extranjera, algo que la actual administración gubernamental en Puerto Rico está impulsando eficientemente.

Si, por el contrario, se nos trata como una jurisdicción doméstica, posición que está siendo respaldada por muchos congresistas federales, podríamos colocarnos nuevamente como una potencia manufacturera fuerte.

Hecho en Puerto Rico es parte de Made in USA, como lo son las fuertes marcas Made in Texas y Made in Pennsylvania, por mencionar.

De esta forma se nivela el campo de juego permitiéndonos efectividad y competitividad en nuestras exportaciones a Estados Unidos.

NOTA: Esta y las demás columnas de esta sección fueron publicadas primero en Minuto Empresarial de la sección de negocios de El Nuevo Día todos los lunes.

Otros minutos empresariales