MINUTO
EMPRESARIAL

2

ene

Es cuestión de voluntad

Por: Lcda. Marilú Otero Vicepresidenta Ejecutiva - APPR

El éxito de la segunda edición de “Hecho en Puerto Rico: La Tienda”, la forma en que nuestros socios se involucraron y sacaron más beneficio a dicha iniciativa, el apoyo de los auspiciadores y de los consumidores, es apropiado discutir sobre el tema de la resolución.

Si hacemos el ejercicio de revisar nuestras resoluciones de los pasados años, me atrevo a apostar que son las mismas, y que cumplimos con muy pocas, por no decir ninguna.

 

Nuestra carencia de voluntad fundamentada en la cantera de excusas para no hacer lo que es necesario a los fines de obtener una mejor calidad de vida es avasalladora.  Sabemos lo que tenemos que hacer, pero no lo hacemos.  Eso no pasa solo a nivel individual, sino a nivel de comunidad, de sociedad, en el sector público, privado, en el sindical.

En fin, en todos.  Porque no estamos dispuestos a cambiar, a dejar a un lado los intereses individuales por el bien colectivo.

 

Somos tan cínicos que aplaudimos las hazañas de nuestros atletas, pero no nos aplicamos su metodología. Queremos estar mejor, pero no queremos sacrificarnos. Para echar a Puerto Rico adelante, TODOS tenemos que hacer sacrificios.  Es cuestión de voluntad. Cierro con las palabras de Adriana Díaz, nuestra tenimesista: “Si uno trabaja duro, con sacrificio, sueñas en grande y crees en ti, puedes alcanzar grandes cosas. Ahora más que nunca luchemos por Puerto Rico”.

NOTA: Esta y las demás columnas de esta sección fueron publicadas primero en Minuto Empresarial de la sección de negocios de El Nuevo Día todos los lunes.

Otros minutos empresariales