MINUTO
EMPRESARIAL

9

ene

Balance Laboral

Por: Ramón Pérez Blanco APPR

Desde hace muchos años a través de varias administraciones de Gobierno, la Coalición del Sector Privado ha recomendado medidas para reformar las leyes laborales. Atender este asunto es imprescindible para colocar a Puerto Rico en una mejor posición de crecer la economía e ir eliminando las complejidades en las regulaciones a los fines de hacernos más competitivos.

Uno de los fundamentos que utilizan los detractores de una reforma laboral es para beneficiar solo “a los ricos”. Sin embargo, no saben que Puerto Rico se nutre más de patronos pequeños que de los mismos grandes y, que durante los tiempos que estamos viviendo, a duras penas sobreviven. Las regulaciones laborales vigentes prácticamente obligan a esos pequeños a no crecer, teniendo como consecuencia que no se creen nuevos empleos y, muchas veces, haciendo difícil retenerlos por lo costoso y riesgoso que es cumplir con éstas.

Vivimos en un mundo que se transforma día a día, donde las sociedades cambian porque las circunstancias que los rodean están continuamente cambiando: la innovación, la tecnología, la comunicación. Hoy más que nunca, Puerto Rico tiene que atemperarse a los tiempos. Es necesario que nuestras leyes laborales beneficien a los empleados como a los patronos y que permitan a estos últimos a crear empleos aquí y no en otras jurisdicciones. Necesitamos dejar la izquierda y la derecha y crear un balance laboral.

Esperamos que el Gobernador Ricardo Rosselló Nevárez atienda el reclamo de la Coalición y presente un proyecto de reforma laboral justo para todos.

NOTA: Esta y las demás columnas de esta sección fueron publicadas primero en Minuto Empresarial de la sección de negocios de El Nuevo Día todos los lunes.

Otros minutos empresariales